Cata Bodegas Naluar & Acediano

El jueves 26 de abril de 2018 recibimos la visita de Bodegas Naluar & Acediano. La cata se celebró, en esta ocasión, en el Hotel Center, Ronda Mijares, 86, a las 20:45 h.

 

 

Naluar & Acediano  es un proyecto de dos jóvenes enólogos  y viticultores de Ribera de Duero que comenzó en el año 2011. Fundado por Rafael García  y Raúl Tamayo  trabajan  sus 5 hectáreas de viñedo  de Tinto Fino “Tempranillo” situado en Nava de Roa y elaboran en Bodegas Rodero Calderari en Pedrosa de Duero.

Proyecto muy personal donde priman las microvinificaciones, la  atención al viñedo y al terruño, en busca de unos vinos muy personales pero sobre todo  en busca de unos vinos que hagan disfrutar y que dejen un recuerdo  y una emoción en el consumidor que los  ha elegido.

Los viñedos que trabajan están entre los 20 y 55 años de edad  y siempre en suelo de gran potencial vitivinícola  y con el auténtico clon de tinto fino de Ribera del Duero. Las crianzas en barricas son largas, siempre superiores a los 14 meses.

La vinificaciones se realizan zonificando las distintas parcelas en funcion del tipo de suelo y subsuelo.

Se elaboran vinos con un gran potencial de envejecimiento gracias  a la gran materia prima (la uva) de la que se parte.

La cata fue presentada por un par de enólogos enamorados de su profesión: Rafael García García y Raúl Tamayo Bermejo.
Ante un nutrido grupo de asociados (alrededor de sesenta asistentes), Rafa y Raúl, fueron desgranando su trayectoria juntos, desde sus inicio, allá por los años 2006-2008 cuando se conocieron realizando sus estudios de enología en la Universidad de Valladolid, hasta el día de la cata.
Ambos son unos enormes enamorados de su profesión, disfrutan con lo que hacen y eso, se nota cuando lo comunican; incluso son capaces de recorrer parte de la provincia en su viaje para desarrollar la parte comercial.
Desde mi propio punto de vista, añado ganan mucho en las distancias cortas y en el ‘face to face’. En lo estrictamente profesional, hablan la crítica, las excelentes puntuaciones que sus vinos van registrando y sobre todo la enorme aceptación que tuvieron los vinos entre nuestros asociados. Dejen paso a unos grandes magos de la tinta fina!!!
Sus vinos proceden de cuatro majuelos:
El Acediano: 0,7 has. plantadas en el año 1962 con exposición sur sobre suelo arcilloso calcáreo y formación en vaso.
El Cerral: 0,8 has. plantadas en el año 1997 con exposición sureste sobre suelo franco y sistema de conducción en espaldera.
El Espaldón: 0,9 has. plantadas en el año 1997 con exposición suroeste sobre suelo arcilloso calcáreo y formación en vaso.
El Acedi: 1,2 has. Plantadas en 1998 con exposición sur sobre suelo arcilloso calcáreo y sistema de conducción en espaldera.
En todos ellos la variedad es la tinta fina, variedad reina de la Ribera del Duero, que adquiere matices según el suelo de cada majuelo.
Elaboran en Pedrosa de Duero tratando de respetar al máximo el gran potencial que les viene del viñedo, practicando una enología de mínimo intervencionismo, y respetando “los tiempos” del vino antes de que este salga hacia el consumidor.
Los vinos catados a lo largo de la presentación fueron:
NALUAR 2014, NALUAR 2012, ACEDIANO 2015, ACEDIANO 2014, NALUAR albillo 2014, Rita Hetvin 2012 y ACEDIANO 2013 (durante la cena posterior).
Los vinos “NALUAR”, proceden de una selección, cada año distinta de uvas de los majuelos de El Cerral, El Acedi y El Espaldón, tienen una crianza de doce meses en barricas de roble americano y francés de 225 y 500 litros de 2º y 3º vino con un posterior reposo en botella durante 18 meses más.
Los vinos ACEDIANO proceden únicamente de las uvas del majuelo del mismo nombre “El Acediano” y salen al mercado con un mínimo de 22 meses.
Con diferentes matices según añada, los NALUAR son vinos de color intenso, con abundante fruta roja (frutos rojos, frambuesas, arándanos…) y negra (moras, ciruela…) junto a apuntes de regaliz y florecillas azules que sobresalen por encima de las notas que pueda aportar su paso por barrica (tostados, ahumados, especias) y ligereas sensaciones balsámicas. En boca se mostraron vivos, con cuerpo, frescos, potentes, de buena acidez y marcado carácter varietal. 
Final persistente y de acertada acidez que nos lo prolonga y nos anima a dar un nuevo sorbo. 
Un vino, este Naluar que, guardado en buenas condiciones, puede llegar a alcanzar un peldaño más alto en su ya de por sí excelente categoría,
Los “ACEDIANO” fueron vinos que impresionaron en todas sus fases, desde el inicio, hasta el último tramo del postgusto. 
Vinos intensos, muy estructurados, expresivos. Su intensidad aromática es exuberante: cremas, vainillas, pastelería sobre un fondo frutal compotado de fruta negra (arándanos, moras), notas florales. La crianza aparece recordando el chocolate, el cacao en polvo, con toques lácteos, tostados y balsámicos sobre un fondo mineral.
Ataque franco, con cuerpo, potente, acidez comedida, con la fruta en primer término y la crianza (toques dulces especiados) atrás, notas de hierbas aromáticas. Paso cremoso, voluminoso, expansivo, acariciante (tanino marcado pero aterciopelado).
Unos vinos con final persistente y aromático con postgusto a regaliz y canela que, con paciencia, evolucionan de maravilla.
“NALUAR albillo 2014” vino elaborado en su mayor parte con la variedad Albillo (90%) y un porcentaje de Palomino y Pirulés (10%) con una crianza de dos meses sobre sus lías.
Se presentó con un atractivo color amarillo limón con reflejos verdosos. Una nariz de correcta intensidad en la que destacan los aromas florales sobre notas de fruta blanca jugosa, nítidos apuntes cítricos y notas de laurel.
En ataque se mostró fresco, de medio cuerpo, ligeramente grueso debido a esos dos meses de crianza sobre sus lías y un punto mineral final. Muy sabroso y con más que suficiente potencia. Final fresco, largo donde se repiten las sensaciones percibidas en nariz y boca.
Un vino que, según sus elaboradores ha evolucionado de forma estupenda y aún podría ir a más.
El “2012” Rita Hetvin D.O. Ribera del Duero, es un vino de Bodegas Rodero Calderari Juan Pablo y Ricardo S.C.
100% Tempranillo con 12 meses en barrica de roble francés y americano.
Se seleccionan las uvas en su punto óptimo de madurez, y en bodega, se enfrían durante 4-6 días para la máxima extracción del aroma y color. Después en la fermentación, se interrumpe el proceso cuando le quedan 90 gr. de azúcar y se le añade alcohol vínico (encabezado). Los propios azúcares de la uva que no se han transformado en alcohol son los que lo hacen un vino dulce natural. El vino se cría durante al menos un año en una selección de barricas mixta.
Se presentó con un bonito vestido Rojo cereza con ribete violáceo. Limpio, brillante y de lágrima densa. 
Nariz elegante, intensa que recordaba a frutas del bosque (grosellas, moras), con algún toque de vainilla y aromas de frutas en licor.
Muy cálido y dulce en boca, con un toque natural de uva. Triple equilibrio acidez-alcohol-acidez y post gusto largo y persistente. 
Crónica de la cata por Paco Prades.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *