Bodegas Emilio Moro

UNA BODEGA DE LA RIBERA DE DUERO EN LA A.E.C. El 18 de Octubre de 2001, un atardecer otoñal en el que de nuevo se vive la sensación de que todo está hecho, todo ha madurado y todo entra en un colmado letargo, la Asociación Enológica de Castellón experimenta en su novena actividad ordinaria que tuvo lugar en el Hotel Turcosa del Grao de Castellón, un contrapunto excitante con el descubrimiento de la nueva línea de trabajo y los vinos de Bodegas Emilio Moro de la Ribera del Duero. Don Xavier Moro, director comercial y que según sus propias palabras ha vivido el mundo del vino desde su nacimiento, nos explicó los planteamientos de la bodega y nos dirigió la cata. Don Xavier indicó que su bodega aunque joven en cuanto a comercialización es no obstante ya la tercera generación familiar dedicada a la viticultura. A continuación afirmó con satisfacción y solemnidad que este acto era la primera presentación que hacía de una nueva línea de Emilio Moro consistente sintéticamente en elaborar vino con nombre propio independientemente de la aplicación de las categorías conceptuales clásicas, y en su opinión trasnochadas, de crianza, reserva, gran reserva… Don Xavier ilustró su intervención con la proyección de un esclarecedor vídeo, quizá de los más didácticos sobre el tema, en el que se analizan y exponen sabiamente los procesos de la vid y el vino desde la tierra a la mesa. Aleccionados por la máxima de Emilio Moro: “bebe como piensas” pasamos a la cata de las tres líneas actuales de vino según el nuevo planteamiento empresarial. 1º.- Bodegas Emilio Moro. Cosecha 2000. Finca Resalso.D.O. Ribera del Duero. 13’5º .Procedente de cepas de tinto fino de 5 a 12 años. 20 días de maceración. 4 meses de crianza en barrica francesa. Embotellado sin filtrar, ni estabilizar. Color intenso rojo granate con ribetes azulados. Aromas a frutas verdes y notas lácteas con fugaces toques a madera vieja. Tanino brillante. Un vino en espléndido estado de consumo. 2º.- Emilio Moro. 1999. D.O. Ribera del Duero. Este vino es otra deferencia de la bodega con nuestra asociación puesto que todavía no ha llegado al mercado y estas son las primeras botellas que se abren. La bodega pretende que la marca Emilio Moro lleve una determinada calidad, cuyo punto clave es la vendimia, y que sea aceptada por el mercado. 13’5º. Variedad tinta del país. 23 días de maceración, 12 meses en barrica francesa y americana. Sin estabilizar. Rojo granate de alta intensidad con tonos violáceos. En nariz recuerda la fruta madura, destacan los tostados. Armonioso y extraordinariamente amable. 3º.- Malleolus 1998. Emilio Moro. D.O. Ribera del Duero. 14º . Procedente de tinto fino de vides de 20 a 70 años. 28 días de maceración, 18 meses en Allier. Sin estabilizar. Rojo cereza de capa media-alta, con caracteres de juventud todavía patentes. Aromas a deliciosa fruta madura. Potente y amable. Seductor en boca, incita a beber, largo. Un gran vino con cuerpo para larga vida. La colaboración de Cam Vinaté fue decisiva para la perfecta realización del acto. Todos los socios experimentamos el placer de disfrutar de los justamente afamados vinos de Emilio Moro, que se encuentran entre los más grandes de la Ribera del Duero.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *