Bodegas Hnos.Pérez Pascuas

EXCELENTES VINOS DE LA RIBERA DEL DUERO EN LA ASOCIACIÓN ENOLÓGICA DE CASTELLÓN. El Día 8 de Marzo la Asociación Enológica de Castellón celebró su tercera actividad ordinaria en el Hotel Turcosa de Castellón, con la colaboración inestimable de nuestros distinguidos amigos de la firma de distribuciones Fernando Ibáñez S.L., cuyo magnífico trabajo garantizó la brillantez del acto y nos brindó el placer intelectual de conocer más profundamente Bodegas Hermanos Pérez Pascuas S.L. y el placer sensorial de catar sus extraordinarios vinos.Fue D. Adolfo Pérez, cofundador de la bodega con sus hermanos Manuel y Benjamín quien aportó la autoridad y la presencia y su sobrino D. José Manuel Pérez, hijo de Benjamín y joven enólogo, capaz de recoger la sabiduría empírica de la familia y armonizarla con las técnicas más modernas, quien con parlamento claro, riguroso y docto nos dirigió magistralmente la cata.   Dípticos, un folleto de gran tamaño, con un tríptico central y lujosamente editado y un segundo y hermoso folleto con amplio texto escrito por José Peñín en su libro Bodegas con Sabor III, completaron la presentación. D. José Manuel Pérez inició su intervención con una aproximación a la historia y los retos de su bodega: situada en el corazón de la D.O. Ribera del Duero, fundada por los tres hermanos Pérez Pascuas, siguiendo la trayectoria de su padre Mauro, es una bodega familiar con personalidad y estilo genuino, cofundadora con otros tres de la D.O. Ribera del Duero, con viñas jóvenes para el vino joven y viejas para el vino de crianza y reserva, barricas nuevas máximo de tres años, botellas singularizadas, apuesta absolutamente por la calidad buscando vinos densos, complejos pero finos y elegantes a partir de viñedos propios que les permiten controlar la producción aclarando en Agosto racimos o incluso dejar de vendimiar si sus cualidades no son óptimas para conseguir el prestigio de la regularidad reconocida por la prensa especializada que año tras año los cataloga entre los 6 ó 7 mejores vinos. Pero D. José Manuel Pérez pasó rápidamente a la cata de sus vinos, creo que convencido de que ellos se explican perfectamente por sí solos. 1º Viña Pedrosa. Tinto 1999. D.O. Ribera del Duero: 13º. Tinto del país 100%. Elaboración tradicional, macerando 10 días a 25º, rojo cereza, tonos violáceos, mucha capa, aromas a uva madura, amplio en boca con noble cuerpo y perfecto equilibrio en acidez, taninos y grado, muy largo. 2º Viña Pedrosa. Tinto Crianza 1998. D.O. Ribera del Duero: 13º. Tempranillo 100%. 18 meses en barrica nueva y 8 en botella, rojo cereza intenso con matices amoratados. Aromas frutales y tostados limpios. Potente en boca, elementos perfectamente equilibrados, redondo y persistente. Es mucho vino, de gran cuerpo, carácter y elegancia, no en balde es el fundamental y el más representativo de la bodega. 3º Viña Pedrosa. Tinto Reserva 1996. D.O. Ribera del Duero: 13º. 90% tinto del país, 10% cabernet sauvignon. Maceración durante un mes con dos remontados diarios,   24 meses en barrica y 18 en botella, rojo cereza picota intensa, capa fina y reflejos azulados, brillante. Robusto y opulento en nariz, aromas frutales magníficamente conjuntados con perfumes a vainilla y canela. Muy potente, denso, suntuoso y amable en boca, con todas las virtudes de un gran vino. 4º Viña Pedrosa. Tinto Gran Reserva 1995. D.O. Ribera del Duero: 13º. 90% tinto del país, 10% cabernet sauvignon. 24 meses en barrica y 36 en botella, rojo cereza picota oscuro y denso, tonos teja, abundante lacrimeo, muestra todavía gran juventud. Aroma a fruta muy madura y a torrefacto y canela. Rotundo, equilibrado, potente y largo en boca. Es muchísimo vino, redondo e insuperable. La verdad es que D. Adolfo Pérez Pascuas y el enólogo D. Jose Manuel Pérez Ovejas y sus vinos dieron al alimón un extraordinario recital de bondad, elegancia, calidad y excelencia.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *