Bodegas Sanjuán

VINO DE VIVER EN LA ASOCIACIÓN ENOLÓGICA DE CASTELLÓN La actividad ordinaria celebrada en el Hotel Turcosa el 25 de Marzo de 1.999 por la Asociación Enológica de Castellón constó de tres partes bien diferenciadas que pasamos a relatar. En primer lugar el Director Técnico D. Juan Carlos Pavía realizó una amplia exposición sobre las diferentes legislaciones que existen en algunos países productores de vino y la carencia de normas legales en otros países. Destacó la existencia de tres grupos de situaciones legales: los países que siguiendo a Portugal, que la implantó el primero, mantienen con matices las denominaciones de origen como Francia, Italia, España…; los países que no tienen ninguna legislación como Chile, Argentina, Sud África, Nueva Zelanda… y cada bodeguero saco su vino cómo y cuándo lo cree mas conveniente; finalmente países que empiezan a legislar sobre vinos como Estados Unidos y Australia. También Se refirió D. Juan Carlos Pavía a la atención que se presta en Europa a tres conceptos claves del vino: la variedad de uva, la composición del suelo y la climatología, mientras que el resto de los países se destaca casi únicamente importante la variedad de uva, relegando a cuestiones de poca importancia el tipo de terreno, el clima de procedencia, y las técnicas de vinificación. Finalizó su tema didáctico aludiendo al actual movimiento, especialmente catalán, que pretende ir mas allá del concepto restrictivo de denominación y crear una especie de supradenominaciones como “vinos de Cataluña, valencianos, castellano-leoneses, andaluces…” con la finalidad de reforzar o introducir nuevas variedades de vid no catalogadas en las D.O. y permitir que cada bodeguero saque su vino cuando crea que está en su punto óptimo de consumo, independientemente que haya o no cumplido determinados plazos que atendiendo a las circunstancias de climas y tierras no deberían ser igual para todos. En segundo lugar y a petición estricta del Director Técnico, el único miembro de la Asociación que cultiva viña y elabora vinos Ismael Sanjuán, firmante de este artículo, presentó uno de sus vinos de la cosecha de 1.998. Habló de la búsqueda constante desde 1.991 en hallar las variedades de vid que mejor se adapten al suelo y al clima de Viver en el Alto Palancia, de su trabajo de recuperación, empezando desde cero, de la cultura vitivinícola desaparecida totalmente de la zona a causa de la filoxera y de que, aunque los éxitos se cuentan por años, aún queda mucho camino para lograr ese gran vino que todavía no se sabe cuál es pero que lo busca ansiosamente. Se podría concluir que los socios con sus comentarios y observaciones aprobaron holgadamente el vino presentado y en definitiva que para el que suscribe, aunque no se rellenó la ficha de cata, el evento constituyó un fuerte espaldarazo a su tarea de vitivinicultor a tiempo libre. Finalmente y en tercer lugar se celebró una cata a ciegas de un tinto Merlot de Viñas del Vero en Somontano, cosecha del 96, muy azulado todavía, aromas a vainilla y realmente agradable al paladar; de un vino de la tierra del Cinca (Huesca) de Bodegas Valonga, Cabernet Sauvignon del 97 cuyo paso por la barrica es claramente perceptible y finalmente de la misma bodega un Merlot del 97, color rojo amapola, aromas a banana y muy contundente en boca. Para terminar me complace relatar que a la pregunta de Juan Carlos Pavía “¿Cual os ha parecido el mejor de los tres?”, una de las asistentes, de quien supe después su nombre, Bibiana, pues no la conocía, afirmó con contundencia “El mejor el de Ismael”. La verdad es que el que suscribe no se lo podía creer y motivos no le faltan pero así fue y así lo he contado.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *