Cata Bodegas Enrique Mendoza

El jueves 11 de abril de 2019, recibimos la visita de Bodegas Enrique Mendoza. La cata se celebró en la sede habitual de la Asociación, Hotel Jaime I, a las 20:45 h.

La pasión por el vino hizo que nacieran estas bodegas. Y esa pasión no ha hecho más que crecer.

El proyecto nació a finales de los 70, cuando Enrique Mendoza se interesó en profundidad por el mundo de la enología, hasta que decidió continuar la tradición de la Marina Baixa de producir vino para consumo familiar.

Hoy esas primeras plantaciones se han convertido en 2 bodegas, una de crianza en Alfaz del Pi donde embotellamos y posicionamos nuestros vinos en el mercado nacional e internacional y otra de elaboración en Villena (Finca El Chaconero), junto al Santuario Virgen de Las Virtudes.

Viñedos propios, control del agua, las mejores técnicas de viticultura y la mejor uva. Estos son los fundamentos para conseguir “el mejor vino”, como dice Enrique Mendoza. Y cuando has sido capaz de lograr todo lo anterior, se trata entonces de aplicar la técnica más depurada para marcar el camino del vino, mediante un control exhaustivo de la planta, siguiendo parámetros científicos apoyados en la dendometría (para medir el estrés hídrico de las plantas) y la viticultura de precisión. De este modo producimos uvas muy naturales y cuidadas, sin herbicidas ni insecticidas, alimentadas con compost. La conservación se realiza en maderas seleccionadas de los mejores bosques de Nevers, Allier, Americano Blanco Missouri, Americano Blanco Oregón, Limousin, Checheno o Ruso.

Alrededor de ochenta socios y amigos nos reunimos el pasado jueves 11 de abril para conocer el nuevo proyecto “Pepe Mendoza Casa Agrícola”, los vinos más personales de Pepe Mendoza que son distribuidos por “Fernando Ibañez” en Castellón.
La noche del 11 de abril de 2019 quedará grabada en la memoria de la Asociación enológica de Castellón como un momento muy especial. La sala a rebosar de personas que disfrutamos con el mundo del vino.
Pepe Mendoza se puso al público en el bolsillo desde el primer momento. No esperó ni un segundo en solicitar a los camareros del hotel que empezaran a servir el primer vino de la noche para acompañar la historia de su buen hacer y transmitirnos de manera amena y didáctica los conocimientos adquiridos durante estos años en vinos naturales, vinos hechos en el campo y con las manos. 
“Pepe Mendoza Casa Agrícola”, nace en el año 2017, y es fruto de la consolidación del proyecto familiar “bodegas Enrique Mendoza” y de un viaje que realizó con su gran amigo Rafa Bernabé a Georgia, donde observó la sencillez de lo sublime con la elaboración de vinos en tinajas.
Su idea es muy clara y sencilla (o no tanto!), volver a lo natural, elaborar vinos buenos cuidando las cepas viejas en vaso, en secano y con variedades mediterráneas (busca la Pureza Mediterránea, es decir, sacar de cada vino la máxima expresión varietal) con remedios naturales y mirando al pasado. 
Pepe tiene la convicción de que sus vinos, los que él siente y expresan el paisaje de donde nacen han de ser naturales, frescos y con una buena acidez. 
Trabaja todos sus vinos partir de viñedos cultivados de forma natural, bajo pautas ecológicas, sin levaduras exógenas, sin encimas y vinificando con raspón.
Los vinos catados fueron:
1.- “Casa agrícola bajo velo flor 2017”
Merseguera 95% y 5% moscatel
Aromas de naranja sanguina sobre un fondo de frutos secos (avellanas), plantas de monte bajo mediterráneo (manzanilla, te de roca) notas de hinojo, floral acompañado de tenues notas amieladas.
Ligero y sutil dulzor que se equilibra con la sequedad procedente del velo flor. Salino, profundo, serio, largo, sabroso.
2.- “Casa agrícola tinto 2017”
70% monastrell, 15% syrah y 15% Alicante Bouschet
Fruta roja madura, cerezas, suaves notas tostadas juntos a sensaciones frescas balsámicas y plantas aromáticas de bosque mediterr´neo (tomillo, romero, jara) y un sutil toque especiado (canela) y de chocolate.
Buena acidez en boca, muy fresco y con ligero amargor procedente del raspón. Amplio, con notas golosas y persistente.
3.- “Casa agrícola blanco 2017”
40% moscatel, 40% macabeo y 20% airén con cuatro meses de permanencia con sus lías.
Cada una de las variedades le aporta matices diferenciados, desde las notas florales y de fruta madura de la moscatel, pasando por el cuerpo, estructura y acidez que le aporta la macabeo hasta la salinidad que le confiere la airén.
4.- “Estrecho 2016” monastrell del pago ubicado en el paraje “Estrecho de Pipa” con catorce meses en barrica de 500 litros de roble francés.
Fruta fresca negra, viva, jugosa, madura (ciruela, arándanos) sobre un fondo de notas de hierbas de monte bajo y notas especiadas. Mineral, marca el lugar de donde proviene. Notas de café, tabaco y regaliz.
5.- “Las Quebradas 2016” monastrell sobre suelos de piedra caliche con quince meses en barrica de roble francés.
Fruta roja madura en primer plano que, tras aireación da paso a fruta negra. Apuntes de flor morada (lavanda, violetas…) con ligeros aromas de frutos secos, vainilla y ahumados sobre un fondo de hierbas aromáticas y de regaliz.
6.- “Pureza moscatel de Alejandria 2017”
Treinta días infusionando con las pieles y la raspa,; tras su prensado vuelve a tinaja. Es un vino naranja, un blanco con alma de tinto.
Fruta blanca de hueso, floral (rosas), notas terrosas (propias de la mayoría de vinos elaborados en tinaja), talco y sutiles notas especiadas.
En boca se mostró sutil, fresco y con un punto salino.
7.- “Giró 2018” procedente de viñedos plantados en los años 40, 50 y 60 del siglo anterior.
Son un total de seis barricas de 500 litros de segundo año de roble francés que no verá la luz hasta dentro de tres años.
Pepe nos lo ofreció recién sacado y embotellado para la ocasión, y la verdad, apunta maneras, un vino lleno de fruta roja fresca, floral, láctico que el tiempo acabará dando mayor complejidad. Un vino a tener en cuenta.
8.- “Moscatel Origen 2012”
Moscatel pasa elaborado a partir de la variedad de uva Moscatel de Alejandría. La uva se coloca sobre cañizo y asoleo para concentrar acidez y dulzura.
Es un dulce natural cortado en fresco que todavía sigue en barrica. En breve Pepe sacará el 2010.
Un moscatel fresco, de dulzor comedido con notas especiadas (canela) y apuntes cítricos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *