Viaje a la feria del vino de Cretas

VIAJE DE LA ASOCIACIÓN ENOLÓGICA DE CASTELLÓN A LA FERIA DEL VINO DE CRETAS E día 1 de Abril realizó la Asociación Enológica de Castellón la primera actividad extraordinaria del curso. A las ocho horas, y con puntualidad inusitada, salimos en lujoso autobús los socios y distinguidos invitados hacia la Feria del Vino de Cretas. Por Borriol, La Pobla, Cabanes, Les Coves, San Mateo… Disfrutamos del expléndido paisaje primaveral en el amanecer de un luminoso día. Por Traiguera, Ulldecona, Santa Bárbara… se compaginaban ante nosotros marmóreas montañas de altaneras cumbres y amables planicies de resurgentes viñas, almendros en fruto y olivos en muestra. En Vinallop nos deleitamos con almuerzo tan imprevisto como virtuoso, pues para algo fue en el Restaurante San Cristóbal de la calle Santa Teresa. Por Tortosa, Roquetes, Jesús, Gandesa…zigzageamos con el Ebro y sus canales y recordamos, aunque fugazmente, el debate sobre el plan hidrológico nacional. Entre bosques de pinos, robles y carrascas y cruzando el río Algars penetramos en la comarca turolense de Matarraña y al instante estuvimos en Cretas-Queretes. El recinto ferial era acogedor y bullicioso. Por quinientas pesetas ofrecían tantas catas que, aunque gozamos de merecida reputación, no pudimos acabarlas. En un destacado stand se informaba con magníficos folletos y dinámicas estrategias sobre estas tierras insistiendo en el carácter mediterráneo de esa comarca aragonesa. Una veintena más de stands promocionaban productos y vinos de la tierra: – La Cooperativa San Pedro de Cretas brindaba deliciosas olivas grosales verdes, curiosas olivas negras fritas, aceite de la denominación de origen del Bajo Aragón, orujos de hierbas, mistelas blancas, rosas y tintas y vinos de buen color y mejor paladar, acompañados de queso curado de oveja y jamón de Teruel. – “Un noi informatic, pagés i pintor amb la vinya de la seva familia i amb técniques més tradicionals i els mmillors mitjans actuals….”  ha conseguido un tinto varietal Cabernet Sauvignon en cuya etiqueta sólo figura  una L, de gran capa, típico aroma, destacados taninos y poderío para una larga vida. – El horno de leña Llerda, que elabora sus productos en un noble edificio del Siglo XVII, ofrecía “casquetes”, almendrados, “carquinyols” , mantecadas, saboyas, rosquilletas de almendra, galletas de la abuela… y pan auténticamente artesano. – En la Cooperativa Agrícola Celler de Batea degustamos entre otros dos vinos  elaborados  con garnacha y “ull de llebre”: un crianza Primicia, rojo oscuro, aroma y sabor a pasas y fino roble, realmente excelente y un gran reserva Vivertell con tonos teja y aromas y paladar elegantes, equilibrados y muy bien estructurados. – Un zahorí de Calaceite garantizaba captación de aguas subterráneas. – La Cooperativa Agrícola Sant Josep de Bot presentaba tres gamas de blancos, rosados y tintos: Brau de Bot, Clot d’Encís, Llàgrimes de la Tardor y un blanco crianza de 1996 Plana d’en Fonoll de garnacha blanca, cristalino, de intenso aroma y redondo. – Dos carnicerías y charcuterías, una l’Arc de nuestra Morella y sobre todo la de Manuela Llerda de Cretas, vendían a buen precio cecinas, jamones, paletillas, selectos embutidos y exquisitos quesos curados de oveja y cabra – Bodegas Crial S.L. de Lledó mostraba vinos de la tierra destacando en crianza cavernet sauvignon de complejos aromas y poderoso cuerpo. Con cabeza muy bien informada, lengua ágil y pies bailarines nos dirigimos al restaurante donde una abundante “calxotada”  y un serio plato con longaniza, morcilla, chuletas y alubias blancas puso las cosas en su sitio. Finalizamos tan acertado ágape con un ya legal y perfumado “caliqueño” que acabamos de consumir paseando por el casco urbano de Cretas-Queretes de antiguos portalones, nobles edificios de arquitectura civil, iglesia gótica del XVI y bellas viviendas particulares con elementos de sólida sillería. Al atardecer iniciamos el camino de vuelta a casa, aunque ahora tomando la autopista por Amposta. Fue un día brillante, pleno de libertad, de complejos y múltiples placeres sensuales de admiración intelectual de las obras de Dios y de los hombre, de gozosa compañía e intenso calor humano.

One Comment

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *