Bodegas Castell del Remei

POR PRIMERA VEZ UNA BODEGA DE COSTERS DEL SEGRE EN LA A.E.C. Después del descanso estival la Asociación Enológica de Castellón reanudó el curso con la octava actividad ordinaria celebrada el 27 de Septiembre de 2001 en el Hotel Turcosa del Grao de Castellón. Existía una notable expectación entre los socios puesto que era la primera vez que como asociación teníamos la oportunidad de conocer y degustar los vinos de Costers del Segre, con la presentación de la bodega Castell del Remei. Fue el director general Don Xavier Cepero Yeste quien nos explicó la historia y proyectos de Castell del Remei y nos dirigió la cata. Don Xavier explicó que es una historia muy larga que se remonta a 1780 cuando Don Ignaci Girona Vilanova, ingeniero y empresario industrial decide reconvertir las pequeñas bodegas que su padre poseía en una finca de 1700 hectáreas, denominado Castell del Remei y que era el latifundio catalán más grande anterior a la desamortización, situado en el municipio de Penelles (Lleida). Los Girona eran una familia muy moderna, incluso participaron en la construcción del ferrocarril, y a principios de siglo marchan a Burdeos, estudian todo sobre vinos, se traen un enólogo y cuatro familias de viticultores y montan la finca en el concepto de Chateau francés, siendo una de las primeras en embotellar con marca propia. A finales de 1950 muere Juan, el último descendiente y la finca pasa a sociedad anónima y entra en proceso de retroceso hasta 1982 cuando la familia Cusiné, actual propietaria, replanta la finca, hoy de 400 hectáreas y va recobrando el prestigio perdido basándose en el análisis de tierras, selección de variedades, riego racionalizado, técnicas y utensilios modernos de vinificación… atención a las diversidades pluviométricas, de tierra… e intentando sacar lo mejor de esas diferencias. Hace tres años la bodega tomó la decisión de no elaborar vinos monovarietales porque ha llegado al convencimiento que el ensamblaje da mejores resultados. Don Javier continuó su docta disertación al mismo tiempo que fuimos catando los cinco vinos que nos presentó: 1.- Castell del Remei. Blanc Planell 2000. D.O. Costers del Segre. 12º . Variedades: Macabeo, Sauvignon blanc y Chardonnay. Fermentado en acero inoxidable a 16º. Blanco con tonos ligeramente dorados. Aromas a fruta verde. Destacada acidez. Atractivo. 2.- Castell del Remei. ODA Blanc 2000. D.O. Costers del Segre. 13º. Variedades: cepas viejas de Chardonnay y Macabeo. Fermantado con “batonage” en barrica nueva de roble americano. Amarillo pajizo. Aromas a dulces y miel. Intensa acidez y bien equilibrado. Intrigante. 3.- Castell del Remei. Gotim Bru 1999. D.O. Costers del Segre. 12’5º. Variedades: Tempranillo, Merlot, Cabernet Sauvignon. Crianza 10 meses en barrica de roble americano. Rojo granate. Aromas frutales, suave madera y almezas. Bien estructurado y largo en boca. Un vino recio y contundente. 4.- Castell del Remei ODA 1999. D.O. Costers del Segre. 13º. Variedades: Viñas viejas de Merlot. Cabernet Sauvignon y Tempranillo. Crianza doce meses en barrica nueva de roble americano. Intenso color cereza picota. Aromas confitados, tostados y regaliz. Destacada acidez y persistencia. Redondo. 5.- Castell del Remai 1780. Cosecha 1998. D.O. Costers del Segre. 13’5º. Variedades Cabernet Sauvignon, Tempranillo y Garnacha. Coupage único para guarda en botella. Crianza doce meses en barrica nueva de roble americano. Color rojo intenso de gran capa. Aromas a frutas rojas del bosque, caramelos y tostados. Perfectamente estructurado y amable al paladar. Gran carácter, persistente y con potencial para una larga vida. Todo un magnífico vino. Fue una cata de constantes interrogantes y respuestas y especialmente motivadora por el carácter de polémica que Don Xavier introdujo en todos los planteamientos. Don Xavier me recordó a mi admirado filósofo griego Heráclito para el que “todo cambia nada es”. Nada es definitivo, todo puede mejorar. Contribuyó muy eficazmente a la perfecta realización del acto el personal de Can Vinaté, veteranos amigos de nuestra asociación que nos brindaron la posibilidad de conocer Castell del Remei y degustar sus expléndidos vinos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *