Cata Bodega Vins l´estanquer

El jueves 28 de febrero de 2019, recibimos la visita de Bodegas Vins L´estanquer. La cata se celebró en la sede habitual de la Asociación, Hotel Jaime I, a las 20:45 h.

 

 

Vins L’estanquer, desde su finca “La Sort”, históricamente ha suministrado vinos a granel a la zona, pero desde el 2011 ha iniciado una nueva aventura aportando al panorama vinícola etiquetas como Lo Roig 100% ull de llebre, La Temptació de verdiguell o L’estanquer de garnacha y ull de llebre. La bodega, aunque de pequeñas dimensiones, cuenta con lo necesario para elaborar vinos de calidad y su mayor reto a corto plazo es abrir nuevos mercados, aunque manteniendo e incluso incrementando el nivel de calidad.

La bodega familiar se sitúa en Canet lo Roig (Castellón), recibiendo el nombre de L’estanquer por situar su abuelo la bodega en casa del estanquero. Las nuevas instalaciones, recientemente inauguradas, se sitúan en la casa de los Xiulits donde antiguamente también se elaboraba vino.

Cuentan con unas cuatro hectáreas de viñedo en las partidas de La Sort, El Molló y El Regall con uvas de cariñena blanca y negra, garnacha blanca y negra, tempranillo, syrah y cabernet sauvignon.
Angel nos fure desgranando poco a poco la historia de sus vinos –desde el viñedo a la copa- unos vinos de calidad e identidad que demuestran la singularidad del Baix Maestrat.
Actualmente elaboran ocho referencias con tiradas que van desde las 500 botellas hasta un máximo de 2.700.
De la asesoría se encarga Juan Manuel Gonzalvo Mancilla y fue él precisamente quien nos dirigió la cata de los cuatro vinos que se cataron:
“La temptació 2018”: garnacha blanca de La Sort de la que se elaboran unas 700 botellas en depósitos de acero y un ligero trabajo sobre lías.
Vino de intensidad media con fruta blanca y toques florales. Un poco corto de acidez y de volumen en boca, pero fresco y de buen paso y longitud.
“Xamba 2018” garnacha vendimiada unos días antes, este vino ya está pensado en la viña. Unas quinientas botellas.
Bonito color salmón claro, limpio, brillante. Abundantes frutillos rojos de bosque, muy fácil de beber, de trago largo, con un final ligeramente amargoso que le da mayor longitud y le aporta frescura.
“Xiulit 2018” tempranillo 80% y el resto syrah y cabernet sauvignon. Elaborado en acero y con una maceración breve. Unas 2.700 botellas.
Es un vino joven, sencillo, todavía con restos de carbónico del que se pretende que sea un vino ligero, fácil de tomar, que guste a la gente para tomar a copas.
“Lo roig 2016” 60% merlot y el resto garnacha con un año de crianza en madera francesa azuelada. Unas 600 botellas.
Bonito color rojo picota de capa media-alta con abundante fruta roja y negra muy madura en nariz sobre un fondo de especias dulces. Aromas de matorral de monte bajo mediterráneo, regaliz, algarroba…
Ataque amplio con abundante fruta ya percibida en nariz. Redondo, de tanino noble y pulido. Buena persistencia final.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *