Wishkey Bowmore

BOWMORE EL ESPÍRITU DE ISLAY,  EN LA ASOCIACION ENOLOGICA DE CASTELLON

El día 21 de Febrero celebró la Asociación Enológica de Castellón la primera actividad ordinaria de su sexto año de existencia en el Hotel Turcosa de Castellón. El acontecimiento fue realmente apoteósico por varias razones: nos visitaba por primera vez una destilería escocesa, su presentación fue espléndida en la forma y en el contenido y los destilados catados absolutamente sorprendentes: sin duda estuvo entre nosotros el espíritu de Islay.
Un gigante cartel a la entrada del salón, otros más pequeños en las mesas. Para cada asistente documentado y voluminoso dosier, lujoso tríptico con sugestivos tonos verdes, carteles de mano y tarjetas.

Todo eso era el solemne y fastuoso escenario para la presentación de Morrison Bowmore Destillery en nuestra sociedad.

Fue D. Francisco Javier Quesada comercial del grupo Suntory Alliance Brands, quien impartió una magnífica lección magistral con el soporte de la más moderna tecnología audiovisual. Nos señaló que el grupo entre otros muchos sectores abarca tres destilerías.: Bowmore (1779), Glen Garrioch (1797) y Auchentoshan (1823). Ciñéndose a Bowmore precisó que se encuentra en Islay (Islas Hebridas) en la costa occidental de Escocia, donde se produce el whisky de Malta escocés de mayor prestigio.

D. Francisco Javier nos explicó con la ayuda de un cañón con magníficos gráficos y un didáctico vídeo el proceso de elaboración en la destilería de Bowmore. La cebada sumergida previamente 36 horas en agua, se extiende en el suelo y se deja germinar 7 días removiéndola cada 4 horas para que el almidón se vuelva soluble. Llegada al punto deseado de germinación (malta verde) se hornea con la característica turba, de la que nos trajo una muestra, para detener el crecimiento y para que adquiera el aroma y gusto ahumado. Después se tritura y esa molienda (grist) se mezcla en grandes toneles con agua a 63’5ºC convirtiéndose así el almidón en solución de azucar (wort). A continuación se pasa a depósitos de 40.000 litros y al añadir las levaduras se iniciará la fermentación surgiendo el wash ya con 7% de alcohol y sabor a cerveza dulce y ahumada. Dos destilaciones en alambiques a vapor recogiendo solo el corazón del destilado e introduciéndolo en barricas de roble como mínimo durante 3 años alumbrarán un Scotch Whisky que envejecerá muchos años más aunque pagando lógicamente “la parte de los ángeles”.

Muchas otras importantes nociones expuso D. Francisco Javier con rigurosa sabiduría sobre el origen, los tipos, las zonas de producción y especialmente sobre los factores de la cata del whisky al mismo tiempo que fuimos degustando los siguientes.

1.- BOWMORE 12 YEARS OLD. ISLAY. SINGLE MALT. SCOTH WHISKY 40º. Envejecido 12 años, el 60% en barricas procedentes de bourbon y el 40% de Jerez. Color ámbar. Intenso aroma a turba. Ataca fuerte sabor amargo en la punta de la lengua que llega profundo y persistente virando a balsámico.

2.- BOWMORE 17 YEARS OLD. ISLAY. SINGLE MALT. SCTH WHISKY. 43 ºC. Envejecido 17 años en barricas en las que previamente se elaboró bourbon en el 60% y Jerez en el 40%; Color oro. Persiste el aroma a turba pero destaca el chocolate suave. Sabores ahumados y a galleta tostada. Incide más atrás en el paladar y llega más al fondo del estómago con prolongado final.

3.- BOWMORE DARKEST. ISLAY. SINGLE MALT. SCOTH WHISKY 43º. Envejecido un mínimo de 12 años en 60 y 40 como los anteriores y los dos últimos todo acabado en barricas de Jerez. Color rojo granate. Aroma a Jerez seco y suave turba, glicérico, denso y untoso. El amargor se fija en los lados de le lengua. Acabado amable.

4.- BOWMORE CASH STRENGTH. ISLAY. SINGLE MALT. SCOTH WHISKY 56º. Envejecido un mínimo de 15 años en barricas que contuvieron bourbon y Jerez. Color caoba. Suaves aromas tostados y humo de turba. En boca persiste la turba y los tostados. Colofón largo y muy amplio.

Al final volvimos a catar todos los whiskys con agua surgiendo con fuerza los aromas florales y suavizando los sabores ahumados.

5.- SUNTORY MIDORI MELON LIQUER. 20º: Vibrante y seductor color verde. Penetrante y refrescante aroma y sabor a melón en su punto máximo de maduración. Con zumo de naranja era una sinfonía de placeres para lamineros y con cava una polifonía de intensas sensaciones para golosos.

Fue la primera cata de whisky pero será inolvidable por la docta lección impartida por D. Francisco Javier, por la magnificiencia de los destilados, por el grato regalo con el que fuimos obsequiados y también muy especialmente por el excepcional esmero y solicitud con el que el personal de Distribuciones Ibañez S.L. y singularmente D. Juan José Ibañez preparó y mantuvo la cata y la posterior cena en la que nos brindó un excelentísimo tinto Vega Sauco, Toro denominación de Origen, crianza del 98.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *